Skip links

Desarrollo Directivo

El término Desarrollo Directivo es bastante ambiguo ya que puede ser interpretado desde diferentes perspectivas y enfoques. Por ejemplo, podría ser el desarrollo y definición de la estructura y jerarquía directiva de la empresa, o la transformación del equipo directivo desde un grupo a un equipo, o bien el desarrollo de cada uno de los individuos que forman la estructura de dirección de la organización.

Cuando una empresa contrata a CASANOVAS Human Touch para hacer un proceso de Desarrollo Directivo normalmente se refiere al último ejemplo que he puesto en el párrafo anterior: el desarrollo de todas y cada una de las personas que conforman el equipo directivo de la organización o bien aquellas personas que tienen personal a su cargo y que actúan como líderes de un equipo.

Pero incluso en este supuesto existe cierta confusión sobre qué hay que hacer, y así unas empresas solicitan un servicio de coaching para cada una de esas personas, algunas organizaciones solicitan procesos de formación en las habilidades que se necesitan para poder dirigir a un equipo, e incluso hay quien quiere que cambiemos la personalidad de alguno de los directivos o mandos intermedios para que sean más maleables. Pero ninguna de estas tres estrategias corresponde a lo que CASANOVAS Human Touch considera Desarrollo Directivo.

En los últimos meses hemos definido un programa tipo para este tipo de proyectos al que hemos llamado Escuela de Liderazgo®. Y, ¿en qué se diferencia nuestro programa de otros existentes en el mercado? ¿Qué tiene de particular nuestra Escuela de Liderazgo® que la hace única frente a otros métodos o estrategias de desarrollo de habilidades para personas con equipos a su cargo o directivos de empresas?

En primer lugar, me gustaría hacer una enumeración de lo que consideramos los principios de la Escuela de Liderazgo® by CASANOVAS Human Touch. Estos principios inalterables e innegociables son: confidencialidadadaptación a los participantes, personalización del servicio, implicación con cada una de las personas y con el grupo, estructura que aporta claridad y seguridadcompromiso con las personas y con la organización para la que trabajan, vinculación con el proyecto, cercanía y honestidad. Lo podríamos resumir en un concepto muy simple, pero a la vez muy poderoso, nuestra Escuela de Liderazgo® se distingue por el Toque Humano que siempre está presente en nuestros servicios. 

Intentaré dejarlo claro con una breve explicación de nuestra metodología y exponiendo algunos ejemplos, preservando siempre la confidencialidad de nuestros clientes y de las personas que trabajan en esas empresas. Este punto, la confidencialidad, es precisamente uno de nuestros rasgos diferenciales, lo que se trabaja en las sesiones, ya sean grupales o individuales, presenciales o a distancia, queda siempre entre el consultor asignado al proyecto y las personas que están participando. Vamos pues a hablar de cómo está estructurado un programa tipo de nuestra Escuela de Liderazgo®

Este tipo de programas se inicia con una detección de expectativas y necesidades que se lleva a cabo mediante tres vías. Por un lado, se establecen una serie de reuniones y entrevistas con nuestro interlocutor en la organización que nos contrata. Este interlocutor puede ser Dirección General o la Dirección de Recursos Humanos. En esta fase del proyecto captamos las motivaciones de la organización para solicitarnos este servicio, así como cuál es la estrategia a medio y largo plazo y, de este modo, poder pensar en un desarrollo alineado con el negocio y con las necesidades de la empresa. En una segunda parte de esta fase de análisis realizamos entrevistas individuales y confidenciales, complementadas con cuestionarios, a cada una de las personas que formarán parte de la Escuela de Liderazgo®. Ahora ya tenemos dos visiones: la visión estratégica de la compañía y la visión inmediata del día a día de cada una de las personas que participarán. Con todo ello ya podemos pasar a hacer una propuesta de colaboración totalmente adaptada a las necesidades de la organización y las personas que nos han contratado.

El desarrollo del grueso del proyecto se lleva a cabo a lo largo de un periodo de tiempo que oscila entre diez y veinticuatro meses, en función de la necesidad de transformación y de la disponibilidad de cada organización. ¿Cómo lo desarrollamos? Pues combinamos sesiones grupales e individuales, alternándolas con una periodicidad fija a lo largo del proyecto, por ejemplo, en una organización con la que hemos trabajado se realizaba una sesión grupal cada primer martes de mes por la tarde y, quince días más tarde, se mantenían sesiones coach individuales de 45 minutos con cada participante. Y este esquema se fue repitiendo hasta completar el total de 10 meses pactado con la empresa. Pero el proyecto no acabó ahí ya que, después de esto se siguió trabajando con algunas personas en proceso de coach individuales. Y, ¿cuál fue el criterio para escoger a las personas que luego continuaron con su proceso individual? Pues en realidad hay un doble criterio: el primero, y más importante, es que la persona quiera seguir con su desarrollo individual, y el segundo es que la empresa crea que es una persona con un talento especial y/o con una posibilidad de crecimiento prometedora en el futuro en la compañía.

En las sesiones grupales se desarrolla un tema relacionado con las habilidades necesarias para ser un buen líder de equipo en cada una. Los temas que siempre están en todos los proyectos que hemos desarrollado hasta ahora son: habilidades de comunicación, herramientas de coaching para convertirse en un líder que acompaña al equipo, técnicas y estrategias para conseguir la motivación y el compromiso de los colaboradores, habilidades para poder gestionar y desarrollar el talento de las personas con las que trabajamos diariamente, identificación de diferentes estilos de liderazgo para poder usar el más adecuado en cada momento y técnicas de negociación y resolución de conflictos. Además, en cada organización surgen temas particulares que tienen mucho que ver con la propia identidad corporativa que resultan muy interesantes para los participantes y les ayudan a ver las cosas desde otras perspectivas que mejoran la contribución de ellos en su día a día.

Respecto de las sesiones individuales, siempre se trata de sesiones confidenciales en que cada participante decide cuál es el objetivo, u objetivos, a desarrollar. El contenido de las sesiones no viene impuesto por la organización ni por el coach, sino que es escogido por cada persona en función de sus necesidades en cada momento. Esto significa que se trata de un proceso flexible, que se adapta a la realidad personal de cada participante a lo largo del proceso y cuyos objetivos pueden cambiar a lo largo del desarrollo del proyecto. En estas sesiones quizás sea donde más presente está nuestro Toque Humano. Como ejemplo de esta flexibilidadadaptación y personalización me gustaría comentar una situación que me encontré personalmente en un proceso de coach ligado a una Escuela de Liderazgo®. Uno de los participantes sentía que acudía a las sesiones individuales obligado porque su empresa ya había pagado el servicio, pero que él/ella no necesitaba ningún tipo de desarrollo adicional. Yo le propuse un reto: quería que durante los siguientes días se observase en su día a día, que analizase cómo eran sus relaciones personales y profesionales para hacer un listado mental de en qué tenía un rendimiento excelente y en qué debía mejorar. A la siguiente sesión vino con muchas ganas porque había identificado algunas áreas de mejora y quería trabajarlas. Y ello impactó muy positivamente en la dinámica grupal de la que formaba parte, ya que todos supieron aprovechar la nueva actitud de apertura de esta persona.

¿Qué aportamos desde CASANOVAS Human Touch? Aportamos ejemplos basados en situaciones reales que hemos vivido en otras organizaciones con las que hemos trabajado o de las que hemos formado parte como colaboradores. También usamos casos prácticos que planteamos al equipo para su resolución. Estos casos prácticos, siempre que es posible, están basados en situaciones que los propios participantes nos han comentado, dramatizándolos para que parezcan casos teóricos y que no se pueda identificar a personas. Aportamos nuestro Toque Humano que se percibe perfectamente en nuestra implicación con las personas, en la confianza que generamos y que hace que muchos de los participantes nos hagan consultas fuera de los espacios establecidos para su desarrollo, en la cercanía que muestran nuestros clientes y en cómo quienes han participado en nuestras acciones hablan de nosotros a las personas de su entorno.

Para finalizar me gustaría volver a la cuestión con la que he empezado este escrito. ¿Qué es Desarrollo Directivo? Pues para nuestros clientes es el tener a un socio de confianza al que explicarle qué ha detectado en sus equipos, qué situaciones del día a día necesitan mejorar y que CASANOVAS Human Touch le haga una propuesta de colaboración totalmente adaptada a sus necesidades y que va evolucionando con la empresa y las personas en el tiempo.

Pedro Torres, Socio Fundador

Return to top of page