Coaching

¿Qué es el servicio de Coaching?

Cuando hablamos de coaching nos gusta resumirlo con la pregunta ¿Hasta dónde quieres llegar?.

Y de eso va el coaching, de un camino de mejora, cambio o transformación que quiere hacer una persona y quiere hacerlo con la compañía de alguien que puede abrir su mente para enfocar las cosas desde diferentes puntos de vista tomar las decisiones que le conducirán a superar los retos y desafíos que se le presentan y conseguir objetivos que se haya marcado.

Beneficios del Coaching

El Coaching tiene la ventaja de ser un camino que emprende una persona con la confianza y tranquilidad de tener a alguien que le va a asistir en la superación de los obstáculos del camino y que nunca le va a decir qué tiene que hacer, ni va a juzgar sus actos, ni le va a evaluar. El coach está ahí para cuando se le necesite.

¿Cómo lo Hacemos?

Cualquier proceso de coaching empieza con una sesión de descubrimiento que responde a esa primera pregunta.

En esa primera toma de contacto coach y cliente establecen las condiciones de las siguientes sesiones y se pacta el tipo de relación que se va a establecer, se explican los fundamentos del proceso, el modo en que ambas partes se van a comunicar y se escribe la Agenda del proceso.

Esta Agenda, escrita con la primera A en mayúscula, es como la hoja de ruta que vamos a seguir durante todo el viaje.

Y, como ocurre en nuestra vida diaria, los viajes tienen algunos obstáculos que hay que sortear.

Es ahí donde el coach es más importante, ya que tiene una visión más amplia, desde una cierta distancia, sin el apego que pueda tener el cliente a lo que le está ocurriendo, y puede dar su visión, acompañando al cliente a ver la situación con otros ojos y a hacer la mejor elección en cada momento.

 

El coaching es un proceso de una duración determinada que se pacta antes del inicio de las sesiones periódicas. De este modo se puede ir revisando a lo largo del camino si nos desviamos de la ruta escogida.

Y, si nos desviamos, lo que se hace es pedirle al cliente si quiere cambiar su destino o redirigirse al camino inicial. Al final es el cliente quien tiene el control y quien decide qué va a hacer desde el momento presente y enfocándose hacia su futuro.

¿Por qué un Coach?

El coach da soporte a su cliente, le ofrece las herramientas para crecer personalmente, le muestra el camino y se echa a un lado para dejar que sea él o ella quien disfrute y aprenda del camino escogido.

El coach va a estar ahí siempre que el cliente lo requiera para celebrar los éxitos, para revisar el aprendizaje obtenido, para plantear un nuevo reto o, simplemente, para escuchar. Y siempre con un enfoque positivo y proactivo.

El coach nunca hace valoraciones o evaluaciones, cualquier decisión que tome el cliente es la correcta porque la ha hecho desde la confianza de haber explorado todos los posibles escenarios y se ha decidido por el que más le resuena.

Tenemos la mejor solución…

Te animamos a ponerte en contacto con nosotros para que nos expliques qué necesidad has detectado en tu organización y que te podamos proponer la mejor solución.